Buscar:


 














Inicio Novedades Noticias Noticias Ciudadanía La Articulación Interinstitucional, una alternativa para erradicar la violencia en contra de las mujeres
La Articulación Interinstitucional, una alternativa para erradicar la violencia en contra de las mujeres PDF Imprimir E-mail


Rodolfo Domínguez, Especialista Mexicano en Género durante el encuentro con especialistas de ISDEMU y de Organizaciones de Mujeres y Feministas.

A pocos días de conmemorarse El Día Internacional de la No Violencia en contra de las Mujeres, El Instituto Salvadoreño para El Desarrollo de La Mujer (ISDEMU), recibió la visita de la especialista Lucia Reza y Rodolfo Domínguez, ambos de origen mexicano.

Dicho encuentro tuvo por objetivo el intercambio de experiencias en cuanto al tema del acceso de las mujeres a la justicia. Además, de brindar herramientas que le permitan a ISDEMU y a la Comisión Técnica Especializada facilitar la construcción de La Política Nacional para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Rodolfo Domínguez, Representante de la Comisión Mexicana de la Defensa de los Derechos Humanos, una organización que forma parte del Observatorio Ciudadano Nacional que da seguimiento al fenómeno del feminicidio, habló sobre la importancia de la articulación de esfuerzos entre las instituciones del Estado para erradicar la violencia.


¿En qué consiste su visita a El Salvador?

Dar a conocer parte de la experiencia de nuestro país (México) en cuanto a la generación de Protocolos de Investigación del delito de Feminicidio con perspectiva de Género y el impacto que hemos tenido en su aplicación.

Con el apoyo de la Red Feminista de El Salvador (Las Dignas, Las Mélidas y Ormusa) y a través de la Campaña Regional de Acceso de las Mujeres a la Justicia, esperamos brindar herramientas que puedan ser replicadas para la erradicación de la violencia en contra de las mujeres.


¿Cómo es la experiencia de México en cuanto el acceso de las Mujeres a la Justicia?

En México para las mujeres es difícil tener acceso a la justicia y existe un aumento en los casos de violencia a pesar de los esfuerzos que se están haciendo para revertirla, no son suficientes.

Actualmente se está  realizando un trabajo fuerte de promoción de Protocolos de Investigación con enfoque de Género  porque creemos que han funcionado. Partiendo de la experiencia que se obtuvo solo en el Distrito Federal, se ha logrado establecer parámetros mínimos de actuación.

Nuestro objetivo es seguir generando herramientas y mecanismos para los diferentes operadores jurídicos y que estos  garanticen: el acceso a la justicia  de las mujeres, mejores vías de investigación de los delitos y finalmente la sanción al incumplimiento de  los derechos humanos de las mujeres.

Nuestra propuesta esta orientada a la articulación de esfuerzos. Por un lado la generación de tipos penales de feminicidios que sean objetivos, es decir, que sean de fácil acreditamiento. Generar desde lo teórico hasta lo práctico que explique que elementos componen el feminicidio y cómo se debe de acreditar

Esta construcción de tipos penales debe de ir de la mano con la generación de protocolos específicos para la investigación de estos delitos, como un mecanismo de garantía de la debida diligencia.

Consideramos que es importante generar mecanismos de seguimiento y monitoreo de estos protocolos con el objetivo de identificar buenas prácticas y obstáculos y para favorecer mejorarlos y replicarlos.


¿En qué consiste el monitoreo y seguimiento de protocolos?

En la verificación de la implementación de los protocolos a través de un comité.

En el Distrito Federal se conforma por lo menos en tres partes: una interna, la propia Institución de Procuración de Justicia con sus propios mecanismos de contraloría interna. Además, se conforma por una instancia de gobierno ajena a la procuraduría. Lo que sería el equivalente del ISDEMU. También con la participación de organizaciones de la sociedad civil, con ese ojo crítico y autónomo.

Lo que se busca es poder evaluar como esta actuando la autoridad sobre algunos casos, cuales han sido sentenciados y los que no  han sido sentenciados. Se trata de identificar cómo se ha realizado el proceso de  investigación y se saca una valoración sobre si los resultados obtenidos son positivos para poder señalar buenas practicas.

De lo contrario se identifican los obstáculos para que esto sea un insumo fidedigno en la construcción o mejora de políticas públicas.


Rodolfo Domínguez, Especialista Mexicano en Género.¿Cómo ha sido el trabajo realizado con los aplicadores de ley, para poder sensibilizarlos con el tema?

Es un trabajo difícil. En la realidad nos enfrentamos a Operadores Jurídicos tanto de Procuración de Justicia como de Impartición de Justicia y ambos tienen dificultad en entender qué es el feminicidio y cómo se tipifica.

Estamos realizando un trabajo de mucha incidencia para formar a los operadores de justicia, para sensibilizarlos en cómo deben de entender el tema del feminicidio y su acreditamiento. La experiencia nos dice que aún falta mucho por hacer, pero con esta línea que ya hemos marcado a través de los protocolos esperamos sea más favorable su implementación.


¿Cómo han logrado sensibilizar a los aplicadores de ley del Distrito Federal?

A través de la constante capacitación, la evaluación de los procesos y exigiendo la responsabilidad de las autoridades que no cumplan.

Es todo un proceso de formación que implica comprender el fenómeno de la violencia en contra de las mujeres para que no repliquen estereotipos dentro de su trabajo.

Evaluamos como se esta aplicando lo aprendido y finalmente si no están cumpliendo con las expectativas de la capacitación se aplican sanciones administrativas y penales pero eso depende de cada legislación de cada región.


¿Cómo pueden los Operadores de Justicia catalogar un delito como feminicidio cuando esta relacionado al narcotráfico o las pandillas?

En México tenemos un gran problema con el narcotráficoporque en la mayoría de esos casos no se conocen a los agresores. Generalmente se encuentra el cuerpo de la mujer abandonado en la calle y en espacios públicos.

La tendencia es relacionar el homicidio con el tráfico de drogas, como una muerte de venganza entre bandas y ya no se profundiza en la investigación. Muchos Feminicidios quedan invisibilizadas por considerarlas dentro del marco de la violencia perpetuado por el crimen organizado.

Es vital una sensibilidad adicional de las autoridades y un trabajo exhaustivo. Este tipo de feminicidio es difícil identificarlo con pruebas por lo que requiere mayor diligencia en las investigaciones de una forma más certera con mayores elementos para poder deducir la responsabilidad del agresor.


En cuanto al tema de las estadísticas de feminicidio ¿Cuál es tratamiento que ustedes siguen?

A pesar que hay una obligación por parte de las instituciones de generar bancos de datos, no se esta haciendo porque no hay indicadores adecuados para llevar una documentación sistematizada de la información.

Es difícil obtener información fidedigna, de cómo esta el proceso, generalmente solicitamos a las autoridades información pública que deben de proporcionar y comparamos con otro tipo de medios u otras formas pero la realidad es que todavía no contamos con mecanismos adecuados para la sistematización de estos.

Es fundamental tener información. Solo sistematizándola se puede replantear políticas públicas que erradiquen la violencia en contra de las mujeres.


¿Cuáles podrían ser las principales bases que debe de contener la Política Nacional para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia?

Es primordial coordinar esfuerzos entre las distintas autoridades. También se deben de establecer los indicadores adecuados para que estos permitan la creación de bancos de datos que sistematicen la información.

Estos son elementos claves para la construcción de políticas públicas. Es importante evaluar, mejorar e identificar obstáculos y buenas prácticas.



San Salvador, 18 de diciembre de 2012



 

Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer - ISDEMU
REPÚBLICA DE EL SALVADOR, C.A. 9a. Av. Norte #120 San Salvador
Conmutador (503) 2510-4100; Línea gratuita y confidencial: 126
E-mail: isdemu@isdemu.gob.sv DERECHOS RESERVADOS