Buscar:


 









Imagen: cree su negocio en línea


Imagen: Su guía en línea de trámites de inversión



Inicio Novedades Noticias Noticias Ciudadanía Presidente Funes en clausura de Consulta Regional de ONU Mujeres para la prevención de la violencia de género
Presidente Funes en clausura de Consulta Regional de ONU Mujeres para la prevención de la violencia de género PDF Imprimir E-mail


Presidente Funes respalda declaratoria de San Salvador.

El Presidente de la República, Mauricio Funes y la Primera Dama y Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, presidieron esta tarde la ceremonia de clausura de la Consulta Regional de América Latina y El Caribe para la Prevención y Eliminación de la Violencia de Género convocada por ONU Mujeres. Durante el evento también se dio a conocer la Declaración de San Salvador, elaborada en base a las discusiones y análisis realizados durante este cónclave.

Las delegadas de los 21 países que participaron en esta Consulta reiteraron en la Declaración de San Salvador el compromiso de adoptar medidas para fortalecer las políticas, planes y programas desde un marco multisectorial e interinstitucional comprometido con la eliminación de la violencia de género contra las mujeres y las niñas.

Además de agradecer a ONU Mujeres por elegir el país como sede para este trascendental encuentro, el Presidente Funes, subrayó que El Salvador ha empezado a  escribir una nueva historia en materia de política de género. “Mi Gobierno ha entendido que la realidad de la mujer no cambiará de un día para otro, pero un día debe empezar a cambiar. Yo les puedo asegurar que este servidor de ustedes y el Gobierno que presido tienen la fuerte decisión de encabezar la lucha frontal para acabar con la violencia contra la mujer”, dijo.

Las palabras del Presidente y la lucha de su Gobierno por erradicar la violencia contra la mujer para lograr la paz social, refuerzan el espíritu de la Declaración de San Salvador en la que también se reconoce  el feminicidio como uno de los problemas que afecta a todos los países de la región, a pesar de contar con marcos legales avanzados; por ello se plantea la necesidad de brindar una respuesta estatal contundente e integral.

Hoy, paralelo a esta Consulta Regional, se dio un importante paso para lograr esa respuesta estatal con la firma de un convenio entre el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Fiscalía General de la República (FGR); Procuraduría General de la República (FGR) y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (MJSP) con el objetivo de identificar y fortalecer los mecanismos interinstitucionales para el efectivo derecho de acceso a la justicia para las mujeres, con la finalidad de brindarles una atención especializada e integral para quienes se enfrentan a situaciones de violencia.

En tanto, la Declaración de San Salvador hace recomendaciones a la Comisión de La Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) entre las cuales sobresalen: adoptar medidas y acciones eficaces a partir de servicios de calidad y respuestas multisectoriales, aplicar estrategias de prevención de la violencia de género contra las mujeres y las niñas -de manera integral y coordinada- e incorporando  transversalmente  en las políticas y los programas vinculados con la educación, el empleo, la salud pública, incluyendo salud sexual y reproductiva; adoptar medidas integrales de seguridad ciudadana que contemplen la seguridad de las mujeres en los espacios públicos.

Asimismo pide impulsar y fortalecer la autonomía y empoderamiento económico de las mujeres, alentar a los medios a examinar las consecuencias  de los estereotipos de género, que promueven  la violencia , desigualdad y discriminación de las mujeres.

En el marco legal también solicitan la homologación de marcos jurídicos nacionales  con los marcos y estándares internacionales, tipificar como delitos punibles por la ley a todas las formas de violencia con penas y establecer mecanismos que garanticen su aplicación.

La Consulta Regional de la que ha resultado esta Declaración de San Salvador es previa a la 57ª Sesión de la Comisión de CSW de las Naciones Unidas (ONU) el próximo mes de marzo en la ciudad de Nueva York, EE.UU.

San Salvador, 11 de febrero de 2013


Fotos


DISCURSO
SR. MAURICIO FUNES
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
CONSULTA REGIONAL ONU MUJERES
11 DE FEBRERO DE 2013


Señoras y señores.

En primer lugar, muchas gracias a ONUMUJERES, por haber elegido a nuestro país como sede de este encuentro tan especial.

Muchas gracias a las delegaciones de los países que nos visitan, a las representantes de gobiernos e instituciones oficiales y de la sociedad civil, que han vivido hoy esta intensa jornada.

Les agradezco con el corazón porque con su presencia fortalecen el camino que El Salvador ha tomado para crear una sociedad libre de violencia contra la mujer.

Espero que hayan encontrado muy fructífero el debate que han mantenido y que disfruten de su breve estadía en nuestro pequeño y bello país.

Y, sobre todo, que disfruten de la hospitalidad y amabilidad de nuestro pueblo.

Todas ustedes son especialistas en esta temática y, sin dudas, nos han dado generosamente aportes que nos enriquecen.

Quiero que sepan que El Salvador ha iniciado hace tres años y medio una nueva etapa en relación con la política de género.

Debo decir que la labor de mi querida esposa Vanda; de las autoridades del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), y de otras instituciones Estatales y no gubernamentales ha sido vital en este sentido.

Comenzamos a escribir una nueva historia en materia de política de género. Pero, esencialmente, las mujeres salvadoreñas ya están viviendo  una nueva realidad.

Paulatinamente y con mucho esfuerzo y, también con mucho trabajo de las fuerzas de seguridad, estamos bajando los índices de violencia.

Pero, como en todas las sociedades del mundo, la violencia social tiene un origen: Es el hogar, donde un padre golpea a una madre y los niños y niñas observan que golpear a una madre, esposa, hermana, hija es algo corriente, casi normal  que sucede a diario.

Es decir, la violencia social tiene origen en la violencia contra la mujer.

La posibilidad de construir una sociedad segura depende, entonces, esencialmente de que eliminemos la violencia contra la mujer.

Pero esta no se resolverá solamente con la aplicación de leyes, ni con campañas masivas para crear conciencia.

En países como  el nuestro, como El Salvador, donde el machismo está fuertemente arraigado, es necesario promover un verdadero cambio cultural, de costumbres y paradigmas.

Y este problema no es exclusivo de El Salvador, ni siquiera de Centroamérica.

Las sociedades de todo el mundo son impactadas con fuerza por los ataques a la dignidad de las mujeres, fruto de conductas machistas, no solamente de hombres, sino también de las propias mujeres.

Pero no me engaño: las mujeres suelen soportar el maltrato, la violencia, el abuso, la violación, porque la sociedad no les brinda la oportunidad de romper la cadena que las une al golpeador, al abusado, al violador.

En general, una mujer gana –por un mismo trabajo- un 20 por ciento menos que el hombre.

Eso nos dice mucho de la valoración que la sociedad hace de una mujer independiente.

Esas diferencias se fundan en el viejo esquema sexista a partir del cual el hombre en el trabajo, la mujer en el hogar.

Y el trabajo en el hogar no se reconoce.

Pero si en toda la sociedad, en general, eso es así, es más duro y cruel en los sectores más pobres de la sociedad.

Por eso, luchar contra la violencia de género implica una tarea cultural y la aplicación de políticas sociales que fortalezcan el rol de la mujer y abran paso hacia su plena independencia.

Mi gobierno ha entendido que la realidad de la mujer no cambiará de un día para el otro, pero un día debe empezar a cambiar.

Yo les puedo asegurar que este servidor de ustedes y el gobierno que presido tienen la fuerte decisión de encabezar la lucha frontal para acabar con la violencia contra la mujer.

Los delitos contra la mujer son ahora considerados delitos contra la sociedad.

Y la Policía Nacional Civil,  tiene instrucciones de tratarlos como prioridad en su accionar.

Pero de esta batalla nadie debe quedar afuera. Nadie puede considerarse ajeno a esta lucha que libramos por el futuro de nuestras familias, que es el futuro de  nuestro país.

Las mujeres ya han asumido un rol protagónico en esta batalla y van tomando consciencia plena de sus derechos.

Hoy denuncian los actos de violencia, consultan al Instituto Salvadoreño de Desarrollo de la Mujer, el ISDEMU y acuden a  nuestro proyecto estrella, Ciudad Mujer, que ya ha atendido a más de cien mil mujeres en sus sedes. En tres sedes que tenemos, en tres municipios del país.

Y aun así, sabemos que esto no es suficiente. Necesitamos que participe toda la sociedad para detener, prevenir y tratar la violencia.

Como bien ha dicho nuestra querida amiga  Michelle Bachelet –directora ejecutiva de ONUMujeres–:

“Un papel fundamental tienen los hombres, los líderes, jueces, empresarios, esposos, compañeros, hijos, hermanos, amigos”.

Eso es absoluta verdad. La mitad de la tarea la debemos asumir los hombres, en los distintos órdenes de la vida.

Por eso queridas amigas y queridos amigos:

Quiero agradecer nuevamente su presencia en este Foro y expresar mi reconocimiento por la valentía y  dedicación con que abordan esta lucha para nuestros pueblos.

Ustedes han alcanzado hoy acuerdos de verdadera trascendencia en esta Declaración de los Mecanismos de las Mujeres de América Latina y el Caribe frente al 57 Periodo de Sesiones de la Comisión de las Condiciones Jurídicas y Sociales de la Mujer.

Esta declaración es un gran paso y un nuevo aporte en el camino que nos conduce hacia la creación de caminos que permitan a las mujeres de todo el mundo, una vida libre de violencia.

Espero que terminen bien esta jornada,

Espero que el resultado de este día haya  sido fructífero en la lucha que libran no solo ustedes, también debemos asumirla los hombres, las ciudadanas y ciudadanas de América  Latina en contra de la violencia contra la mujer  que es la base de la violencia  contra la sociedad.

Que Dios las bendiga.

Que Dios bendiga a nuestras mujeres

Que Dios a nuestro pueblo.

Muchas gracias.


 

Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer - ISDEMU
REPÚBLICA DE EL SALVADOR, C.A. 9a. Av. Norte #120 San Salvador
Conmutador (503) 2510-4100; Línea gratuita y confidencial: 126
E-mail: isdemu@isdemu.gob.sv DERECHOS RESERVADOS