Buscar:


 









Imagen: cree su negocio en línea


Imagen: Su guía en línea de trámites de inversión



Inicio Novedades Avisos Avisos Ciudadanía Comunicado de Prensa
Comunicado de Prensa PDF Imprimir E-mail


En conformidad con el Estado de Emergencia Nacional establecido
por el Presidente de la República, Mauricio Funes Cartagena


El Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer
ISDEMU


Invita a las personas responsables de Centros de Acopio y Albergues habilitados a nivel nacional, a  tomar las siguientes recomendaciones para la protección de niñas y niños, mujeres adolescentes, mujeres adultas y mujeres adultas mayores:


ORGANIZACIÓN DE ALBERGUES

* Conformar Comités de Coordinación de Albergues integrados por igual número de mujeres y hombres, para garantizar que las mujeres participen en la toma de decisiones y que sus necesidades específicas sean atendidas.

* Formular Códigos de Conducta para asegurar una convivencia armónica, con énfasis en la prevención de la violencia contra las mujeres. Es importante monitorear su cumplimiento.

* Organizar Comités de Seguridad responsables de la integridad física de las mujeres en el uso de servicios sanitarios y baños; y la prevención de la violencia contra las mujeres.

* Elaborar listados de personas albergadas según sexo, edad y requerimientos especiales de atención.


ESPACIOS FÍSICOS

* Establecer servicios sanitarios y baños diferenciados para mujeres y hombres, ubicados en lugares cercanos, con iluminación suficiente, y con condiciones que garanticen la privacidad y la seguridad.

* Organizar Comités de Cuidado para estar al pendiente de niñas y niños, de personas enfermas y de personas adultas mayores, para que las mujeres puedan participar en los diferentes Comités, reuniones y actividades de organización de los albergues. Estos deben ser integrados por mujeres y hombres, en turnos rotativos, para que esta tarea no suponga una carga adicional de trabajo para las mujeres.


ALIMENTACIÓN

* Garantizar un registro de la distribución de ayuda alimentaria para asegurar una distribución equitativa. Se debe dar prioridad a las niñas menores de 5 años, a las mujeres embarazadas o lactantes, a las mujeres viviendo con vih, a las mujeres adultas mayores, y a las mujeres desnutridas o con enfermedades no transmisibles que necesitan una dieta especial (diabetes y otras). Incluso puede considerarse la asignación de suplementos alimenticios para esta población.

* Organizar Comités de Alimentación integrados por mujeres y hombres, para que esta tarea no suponga una carga adicional de trabajo para las mujeres. Sin embargo, las mujeres deben ser el punto inicial de contacto para la distribución de alimentos de emergencia porque ellas son sensibles a las necesidades de las personas con mayor vulnerabilidad y razonablemente más equitativas en la distribución.

* Tomar en cuenta la opinión de las mujeres en la planificación, ejecución y mejora continua de la distribución de alimentos. 

* Garantizar que las mujeres sean las titulares de la distribución de alimentos, de la siguiente manera:

     * Establecer listados de distribución para asegurar la alimentación a hogares encabezados por mujeres o adolescentes.

     * Si se utilizan tarjetas para la distribución de alimentos, debe  asegurarse que se emitan a nombre de una mujer.


PAQUETES DE AYUDA

* Organizar Comités de Distribución integrados por mujeres y hombres.

* Incluir toallas sanitarias, ropa interior para mujeres y artículos de higiene en los paquetes de ayuda, para asegurar su dignidad, seguridad, salud y bienestar.

* Proporcionar ropa de vestir, abrigo y dormir adicional para mujeres con necesidades especiales, mujeres embarazadas y lactantes.


ATENCIÓN DE LA SALUD

* Conformar Comités de Salud integrados por igual número de mujeres que hombres, para garantizar que las mujeres participen en la toma de decisiones y que sus necesidades específicas de salud, salud sexual y reproductiva; y prevención de violencia sean atendidas.

* Garantizar el acceso de las mujeres adolescentes y adultas, a servicios prioritarios de salud sexual y reproductiva, con énfasis en los métodos de prevención de infecciones de transmisión sexual (its) y vih/sida.  Así, como reducir  los riesgos de salud de las mujeres albergadas y la violencia contra ellas, sin dejar de lado la violencia sexual.  Es conveniente identificar  a las mujeres parteras que han sido capacitadas.

* Tomar en cuenta las necesidades de las mujeres al establecer horarios de atención, dotación de personal femenino de salud y la ubicación de los servicios de salud.

* Contar con botiquines médicos de emergencia para el parto seguro e higiénico según las normas establecidas, toallas sanitarias, condones, kits de profilaxis post-exposición (PPE), anticonceptivos de emergencia y pruebas de embarazo.  En tal sentido, es clave asegurar la privacidad de las consultas, exámenes y atención médica.

* Establecer un mecanismo confidencial de remisión para servicios psicosociales y de salud para sobrevivientes de violencia sexual.

* Difundir mensajes de prevención de violencia contra las mujeres, atención de la salud mental y prevención de infecciones de transmisión sexual (its) y vih/sida.


San Salvador, 14 de octubre de 2001



 

Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer - ISDEMU
REPÚBLICA DE EL SALVADOR, C.A. 9a. Av. Norte #120 San Salvador
Conmutador (503) 2510-4100; Línea gratuita y confidencial: 126
E-mail: isdemu@isdemu.gob.sv DERECHOS RESERVADOS